Saltar al contenido

Chapas para puertas corredizas

chapas para puertas corredizas

Sin duda alguna cuando hablamos de chapas para una puerta podemos encontrar miles de opciones en el mercado. Pues cuando hablamos de Chapas para puertas corredizas la cosa se complica aún más. Pero no te preocupes aquí te explicaremos que tipos de manijas para puertas correderas existen y cual se puede adaptar mejor a tus necesidades, presupuesto y además que sea acorde a tu proyecto.

Las puertas corredizas, son uno de los tipos de puertas más usados en la actualidad por muchas personas, ya sea tanto en oficinas, casa o espacio recreativos. Este tipo de puerta optimiza y le ofrece comodidad a todas aquellas personas que deseen ahorrar espacio y querer facilidad al momento de abrir o cerrar estas puertas. Son caracterizadas por su método deslizante, ayudando a un fácil manejo.

chapa puerta corredera

Este tipo de puertas corredizas, pueden tener en ellas una cerraduras o chapas que ayuden con su bloqueo de una manera más segura. Es por ello, que, a través de este artículo, te enseñaremos cuáles son las mejores chapas para puerta corredizas.

Tipos de cerraduras para puertas corredizas

Comencemos por dejar claro cuales son las cerraduras para puerta corrediza que podemos encontrar a la hora de comprar. Hay que recordar que al tratarse de un sistema deslizante las chapas o cerraduras convencionales para puertas no nos servirán aquí. De igual forma en la gran mayoría de los casos las chapas para puertas corredizas se venderán según el lado de cierre ya sea izquierdo o derecho.

Cerradura o chapas de acero inoxidables para puertas corredizas

Son unas de las cerraduras con más seguridad, este tipo de chapas se encuentran caracterizadas por tener en ellas una hebilla para otorgarle un seguro con más resistencia a la puerta. Además, también tienen incorporadas en ellas, un pestillo de acero inoxidable con una variedad de capas importantes para darles más resistencia y una gran durabilidad en el tiempo. Su base está hecha de un material totalmente grueso y reforzado.

Cerradura de gancho para puerta corrediza

La forma más simple para colocar una chapa en un puerta corrediza es a través de las chapas de gancho, las más comunes son utilizadas en las cerraduras para puertas corredizas de aluminio. Ya sea con cerrojo o simplemente con un gancho como las que comúnmente se ocupan en las ventas. Hay que tomar en cuenta que este tipo de cerraduras solo servirán para las puertas que van colocadas en un marco estructural de madera, herrería aluminio, etc.

Cerradura o chapas universales

Las cerraduras universales son caracterizadas por ser completamente seguras, teniendo la ventaja que ellas traen consigo dos cerraduras para cualquier tipo de puerta corrediza. Se encuentra hecha y caracterizada por una variedad de capas de acero inoxidable, las cuales ayudan a que no sea fácil de forzar. Además, lo más importante es que este tipo de chapas son completamente fáciles de instalar. Es bastante recomendada por las personas.

Cerradura o chapa Wolfpack 3030055 para puertas corredizas

Este tipo de cerrojo o chapas para puertas corredizas, es uno de los modelos más reconocidos y recomendado por todo aquel que la usa. Esto se debe a la gran protección que ofrece y, además, a la fácil y rápida instalación que posee. Se encuentra compuesta por un acabado en cromo, la cual trae consigo unos botones, que, al instalarse, no tendrá problemas o preocupaciones que se alguien pueda abrir la chapa de tu puerta corrediza.

Este tipo de chapas o cerraduras para puertas corredizas, es recomendada para aquellas puertas que se encuentren puestas en lugares exteriores, tales como pueden ser los patios, terrazas o jardines. Esto es por la gran protección que dan y, además, la comodidad.

Recomendaciones para comprar una chapa para puertas corredizas

Una de las recomendaciones que se pueden otorgar al momento de comprar o querer adquirir una chapa o cerradura para tu puerta corrediza, es tener en cuenta que este tipo de cerradura o chapa se adecue al tipo de puerta corrediza que tengas. Además, de la ubicación en la que se pueda encontrar la puerta corrediza. Ejemplo: Si tiene la puerta corrediza como división del baño con la ducha, no es necesario la chapa para cerradura.

Por otra parte, se recomienda, además, fijarse muy bien de las marcas y aquellas cerraduras que pueden ser mucho más seguras.

Ventajas de las chapas o cerraduras para puertas corredizas

Dentro de las ventajas que existe el tener una chapa o cerradura para nuestras puertas corredizas, nos encontramos principalmente que estas tienen en ellas una gran cantidad de ventajas de seguridad hablamos. Asimismo, que son de muy fácil instalación, es por ello que son muy fáciles de usar en cualquier tipo de puertas corredizas. Por otra parte, ocupan muy poco espacio en lugar o de la puerta como tal. 

Este tipo de chapas para puertas corredizas, también pueden ser usadas como pomo y cerrojo a la vez. Por ello son completamente útiles. La gran mayoría de las chapas o cerrojos de puertas corredizas, se adaptan con facilidad a cualquier tipo o material con que estén hechas esas puertas.

Características importantes de las cerraduras o chapas para puertas corredizas

  • A pesar de que las puertas corredizas pueden ser instaladas sin necesidad de tener una chapa o cerradura, cuando se instalan en lugares abiertos o propensos a que cualquier persona pueda entrar como si nada, se recomienda usar las chapas o cerraduras.
  • Se pueden encontrar una variedad de chapas o cerraduras con materiales completamente distintos, pero todos con la completa seguridad. Además, los precios de las cerraduras son muy económicos y accesibles.
  • Se pueden diferenciar con las puertas metálicas y las puertas de madera.
  • Para finalizar, es muy importante mencionar que si lo que deseamos es seguridad al 100 y además, querer tener una privacidad mucho más fuerte, las chapas o cerraduras para las puertas son de las mejores opciones. Asimismo, tener en cuenta, además, el tipo de puerta corrediza que tenemos para de esa forma, escoger la que mejor se adapte al ambiente.
Configuración